EduardoBossaSelect-4

EduardoBossaSelect-16

 

Recomendaciones

Nuestras guitarras son instrumentos de alta gama y artesanalidad excelente. Como tal, deben ser tratadas con cuidado y respeto. Con unas cuantas consideraciones sencillas, podrá disfrutar de su guitarra por toda una vida.

El mejor lugar para mantener su guitarra cuando no esté en uso es dentro de su estuche rígido.

Evite extremos de temperatura y humedad.

Las maderas macizas tienen las mejores propiedades para el sonido de un instrumento, pero son sensibles a los cambios en humedad relativa. Aunque construimos nuestras guitarras en un ambiente con humedad controlada, usando maderas secas y aclimatadas, no obstante es importante evitar cambios repentinos en niveles de humedad, al igual que extremos de humedad. Si su guitarra estará expuesta a un ambiente de humedad relativa baja, recomendamos usar alguno de los sistemas de humidificación para guitarras disponibles comercialmente, para evitar rajaduras en las maderas.

Los cambios repentinos de temperatura, y las temperaturas extremas pueden ser igual de nocivas para su guitarra. Las altas temperaturas pueden dañar el acabado de su guitarra (especialmente el acabado en goma laca), y aflojar el adhesivo en las uniones (lo cual a su vez puede conllevar a rajaduras y otros problemas). Las bajas temperaturas pueden producir rajaduras en las maderas y/o el acabado.

Le sorprenderá saber la gran cantidad de problemas en guitarras que son generados por condiciones ambientales - torceduras en el mango, problemas con la acción de las cuerdas y trasteos, rajaduras, sonido apagado y bajo volumen, etc.

 

Siempre limpie su guitarra después de cada uso. Sólamente debe limpiar su guitarra muy bien con un trapo blanco y limpio de algodón. De ser necesario, puede humedecer ligeramente el trapo con agua y posteriormente secar.

Evite usar productos para el cuidado de muebles, especialmente si contienen silicona. La silicona penetra a través del acabado de su guitarra y es absorbida por la madera, lo cual hace que cualquier reparación o acabado futuro sea prácticamente imposible.

 

Nunca permita que su guitarra entre en contacto con solventes y/o alcohol. El alcohol es especialmente dañino para la goma laca.

Su guitarra nunca debe ser sometida a golpes, caidas, etc. Nunca debe ser empapada.

Tenga cuidado con fuentes potenciales de rayones para su guitarra al tocar, o al entregarla a otra persona. Los botones, zippers, hebillas de cinturón, relojes, anillos, collares, una pluma en el bolsillo de una camisa, etc. pueden fácilmente producir rayaduras serias en su guitarra.

Las guitarras Lattice tienen tapas armónicas particularmente delgadas, y son especialmente suceptibles a golpes, presión, y mellas causadas por uñas. Es recomendable ajustar su técnica acordemente (como con cualquier otra guitarra estilo lattice). Si su interpretación requere golpes percusivos en la tapa de la guitarra (Lattice o Tradicional), le recomendamos instalar un golpeador plástico removible.

Nuestras guitarras Recital cuentan con una unión del mango tipo atornillado. Este tipo de unión es supremamente sólida y estáble, y no afecta la calidad del sonido de la guitarra. Su beneficio adicional es que resulta mucho mas sencillo efectuar reparaciones al mango de la guitarra (si cuida bien de su guitarra, esto nunca debería ser necesario). IMPORTANTE: los tornillos en el taco del mango, en el interior de la guitarra no son para hacer ajustes. NO MANIPULE, AFLOJE, O APRIETE ESTOS TORNILLOS. Su guitarra puede resultar seriamente dañada si lo hace.

Ame a su guitarra y ella le devolverá muchas veces todo su amor.